Integración Escolar

Nuestra Institución considera que la educación inclusiva es un derecho de todas las personas, no solo de los estudiantes con discapacidad, lo cual implica reconocer las particularidades y necesidades de cada uno, posibilitando una “enseñanza para todos”.

 En concordancia con el Modelo Social de la Discapacidad, el Instituto Armonía sostiene que los niños y jóvenes en situación de discapacidad, tienen  derecho a transitar trayectorias educativas inclusivas en las que se respeten sus potencialidades y dificultades, así como se reduzcan las barreras del entorno que obstaculizan su participación plena, garantizando el ingreso, continuidad pedagógica y egreso en cada Nivel escolar. Para que esto sea posible, es necesario un trabajo articulado y colaborativo de todos los actores del Sistema Educativo, mediante intervenciones y estrategias coordinadas.

Tal como lo establecen la Resolución CFE 311/16 y la Resolución Provincial 1664/17, en el caso de aquellos niños y adolescentes con discapacidad que requieren configuraciones de apoyo específicas, correspondientes a la Modalidad de Educación Especial,  el Instituto Armonía propicia Dispositivos Educativos de Inclusión, mediante tres estrategias posibles:

  • Brindando orientación a las Escuelas del Nivel (Inicial, Primaria y Secundaria).
  • De manera directa, a través de una Propuesta Pedagógica de Inclusión, la que implica no solo la presencia y atención de una Maestra de Apoyo a la Inclusión (MAI) en la Escuela del Nivel a la que concurre el estudiante, sino también el accionar de los Equipos Directivo y Técnico de Inclusión.
  • Proporcionando apoyos especializados en el Instituto Armonía, con la concurrencia del estudiante a ambas instituciones educativas, la del Nivel y la de Educación Especial.

Mediante un Dispositivo Educativo de Inclusión el Instituto Armonía propone como objetivos generales:

  • Educar con un fin de independencia y autonomía progresiva.
  • Promover los máximos aprendizajes en relación con lo establecido por el Diseño Curricular de cada año y nivel.
  • Habilitar la opinión del estudiante y su familia, ayudando a construir óptimas condiciones de convivencia, así como el desarrollo del sentido de pertenencia escolar y social-cultural.
  • Permitir que el estudiante descubra sus propias capacidades, reconociendo sus limitaciones.
  • Propiciar la construcción de redes socio-comunitarias, que también brinden los apoyos necesarios para la inclusión social y laboral.
  • Favorecer la participación del niño/adolescente y su familia en la toma de decisiones, para la inclusión escolar, social y laboral, de acuerdo al propio proyecto de vida del estudiante en ejercicio de su ciudadanía.

Para ello se deben tener en cuenta:

  • La organización de horarios de clase del estudiante.
  • La asistencia del niño/adolescente a distintos establecimientos que complementan su formación.
  • Las terapias a las que el estudiante concurre (psicología, psicopedagogía, terapia ocupacional, fonoaudiología, etc) y las sugerencias derivadas de estas.
  • Los contenidos curriculares correspondientes a cada año y nivel, para la planificación de las secuencias didácticas progresivas de enseñanza.
  • La selección de configuraciones de apoyo y estrategias pertinentes: uso de materiales, equipamientos y ayudas técnicas; sistemas de comunicación alternativos, aumentativos y/o complementarios al lenguaje oral y escrito; uso de lengua de señas y sistema Braille, entre otros.
  • La concurrencia de la MAI, consignando días y horas de atención en la Escuela del Nivel y/o Educación Especial.

Funciones de la Maestra de Apoyo a la Inclusión:

  • Evaluar las necesidades del estudiante en interacción con sus contextos familiar, social y educativo, tanto Institucional como áulico.
  • Lograr un vínculo de confianza con el niño/adolescente para optimizar sus aprendizajes.
  • Conocer su estilo de aprendizaje para seleccionar e implementar las estrategias y configuraciones de apoyo necesarias.
  • Favorecer la inclusión social a través de intervenciones pertinentes con el grupo de pares.
  • Trabajar en forma colaborativa y corresponsable con docentes/profesores para planificar las situaciones didácticas de enseñanza en relación con los contenidos curriculares previstos, decidir la modalidad de las instancias de evaluación y seleccionar los modos de concreción de los apoyos.
  • Realizar las sugerencias que se consideren pertinentes en cada caso.
  • Elaborar junto con docentes/profesores tres informes trimestrales, en los que se describa la evolución del estudiante, en relación con los aspectos socio-emocionales y pedagógicos de su Propuesta Pedagógica de Inclusión.
  • Mantener una comunicación fluida con los Equipos intervinientes de ambas Escuelas y con la familia del estudiante.
  • Participar de las reuniones con padres, profesionales externos, docentes, directivos y Equipos de Orientación de ambas Instituciones Educativas.
  • Realizar con los Equipos intervinientes la evaluación del proceso y resultados de aprendizaje, acreditación y promoción del estudiante.
  • Al finalizar el año, realizar un Plan de Trabajo con los objetivos para el año entrante.
  • Orientar al grupo familiar durante el ciclo escolar, disipando sus inquietudes, para favorecer un rol protagónico del niño/adolescente dentro del grupo de procedencia y estimular la participación activa de dicha familia en el proceso educativo de su hijo.