PRÁCTICAS PROFESIONALIZANTES 2024

La formación técnico profesional introduce a los estudiantes en un recorrido de profesionalización que les permite contar con las herramientas necesarias para insertarse en el mercado de trabajo.

En el recorrido de formación se destacan las prácticas profesionalizantes como una estrategia primordial que tienen por objetivo principal que los estudiantes consoliden, integren y amplíen las capacidades y saberes que se relacionan con el perfil profesional en el cual se están formando. 

Las mismas son organizadas y coordinadas por Armonía y se desarrollan en ámbitos reales de trabajo (dentro o fuera de la Institución educativa).

Se orientan a producir una vinculación entre los saberes teóricos y la práctica, articulando los saberes educativos- técnicos – laborales con los requerimientos del mercado laboral. El aprendizaje de las relaciones socio-laborales y económico-productivas se da en virtud de la participación activa de los alumnos en los contextos reales de trabajo. 

La participación de nuestros estudiantes en estos dispositivos permite a los jóvenes incluirse en la sociedad como ciudadanos activos, con capacidad para hacer, ofreciendo un servicio/producto para otros, respondiendo a una demanda puntual.

¿Cuáles son los objetivos de estas prácticas formativas dentro en ambientes de trabajo?

  • Conocer diferentes ambientes laborales y puestos de trabajo específicos junto con sus tareas, riesgos y prevención de accidentes.
  • Identificar materiales, herramientas y equipamiento de diferentes puestos de trabajo, avanzando en el uso de tecnología vigente y específica de cada puesto.
  • Llevar a cabo ciclos de trabajo pudiendo adecuarse a los tiempos de ejecución que cada operación requiere, utilizando el gesto profesional acorde a las mismas, asumiendo las actividades delegadas con responsabilidad.
  • Identificar y utilizar vocabulario acorde y específico del lugar de práctica y del puesto.
  • Afianzar las habilidades interpersonales y de comunicación para lograr el establecimiento de vínculos acordes a la situación con pares, superiores y eventuales clientes.
  • Incrementar la orientación en la vía pública y el reconocimiento de puntos de referencia para guiar los recorridos a pie y/o en transporte público.
  • Avanzar en el reconocimiento de las señales de tránsito y semáforo (peatonal, vehicular) conociendo las acciones que ante estos deben realizarse.
  • Incrementar las habilidades necesarias para el uso de transporte público: identificación de las líneas por número o color, identificación de paradas, uso de la tarjeta SUBE o pase libre de transporte.

Las prácticas son organizadas de modo rotativo y los jóvenes asisten a su espacio de formación una vez a la semana acompañados por el profesional destinado a tal fin por el Instituto Armonía. 

En esta ocasión, les compartimos la práctica llevada a cabo en la Empresa textil Little Blue, en el sector de Control de Calidad, los estudiantes desempeñan las siguientes tareas: 

  • Control de calidad de mercadería: medidas de buzos y remeras, estampados, costuras, sublimados, etc.
  • Doblado y embolsado de las prendas.
  • Armado de cajas de prendas para ser enviadas a los clientes.
  • Rotulado de las cajas según la información del cliente.
  • Realización de stock de productos. 

Las personas con discapacidad tienen derecho a una vida autónoma y estas prácticas laborales son un eslabón clave para que el estudiantado aprenda un oficio, lo lleve a cabo con responsabilidad y confianza en sí mismo.